martes, 22 de febrero de 2011

Lecciones de amor tardías - Héctor Ranea

estar enamorado de un silencio sin memoria
y enamorar los nombres de cada pájaro
encantando los ojos de un par de niños sin casa
que pasan sus días columpiándose desnudos
para recibir de la luz toda la vida que les niegan
encastrada por sus juegos en antifaces sin remedio
que pierden brillo percudidos de luz ultravioleta
a fuerza de meterse entre las sombras sin fuste
a enlazar guías de vides y jazmines en plena invasión
de ojos oscuros estar enamorado en un encierro
que comprende la piel y sus interiores turbios
mintiendo a aquellos niños acerca de la luz y del columpio
acercar a los pájaros sobre hechos de la vida y de la muerte
de los nombres de las rosas que no florecen dos veces
mientras del lado del crepúsculo sin nubes el horizonte
hace sangrar la mirada desprevenida por el sol apenas falso
que yace oculto tras una línea de luces rielantes
allá

a lo lejos

De: Impotencias (2009)

6 comentarios:

sol rac dijo...

Muy bonito, para ser del todo sincero! :)

El Titán dijo...

Hermoso Ranea...simple como eso...

chely dijo...

Maravillosas lecciones y muy ciertas
Excelente Héctor
Gracias

Florence M.F dijo...

Lecciones que valen la pena poetizar.
Un saludo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Es tan difícil definir lo que es estar enamorado!, pero tú sabes hacerlo y sentirlo.
Besos.

Ogui dijo...

¡Gracias a todos y todas!