lunes, 28 de junio de 2010

Insinuación - Gerardo Diego

Oh, ven, ven, ¿a qué esperas?
Los árboles te llaman
agitando sus miembros infinitos.
La tierra abre sedienta
la boca, y modifica
la incómoda postura de sus muslos.
Sus párpados entoldan los tejados.
Alborotan los niños de la escuela.
Se hace más tersa y suave
la mejilla frutal de las mujeres.
Y acarician mi frente anubarrada,
barriéndola de duros pensamientos
los plumeros de seda de la brisa.
Oh, ven pronto
a adormecer -silencio- nuestros sueños,
contándoles tu historia sin sentido,
tan casta y voluptuosa,
toda de besos mudos
y calladas sorpresas.

2 comentarios:

Antonio A. Galland dijo...

Muy bueno. Lindas y sugerentes imágenes. Bien construídas.

Javi dijo...

Gerardo Diego, maestro de maestros entre los de la Generación del 27. Uno de mis poetas favoritos de todos los tiempos.