viernes, 19 de marzo de 2010

Tu mano sobre la mía - Mauricio Roverssi

Tu mano sobre la mía y el tiempo se detuvo
Un segundo una eternidad, un instante de gozo perdido en el tiempo
Tu mano sobre la mía y todo resulta insignificante
El mundo de pronto dejó de importarme
Tu mano sobre la mía y todo perdió su color
La calle, la gente, la ciudad
Tu mano sobre la mía y todavía la puedo sentir,
acariciándome los dedos
Tu mano sobre la mía y no quiero nada más
Ni las palabras, los gestos, solo tu cálida mano
Tu mano sobre la mía y me pregunto
Tu mano sobre la mía y si con tu mano estoy perdido
Tu mano sobre la mía y con tus ojos
Tu mano sobre la mía y tus labios
Tu mano sobre la mía y moriré


Tomado de Cazando Sueños

2 comentarios:

TratoHecho.com dijo...

"Un segundo una eternidad, un instante de gozo perdido en el tiempo"

El contacto físico, cuando se concilia con el contacto interior, abre umbrales de experiencia que siempre resultan inéditos y fascinantes.

Inspirada escritura que evoca grandes emociones

Gracias

Ademir

Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia dijo...

¡Muy romántico, me encanto!Saludos Neli :D