sábado, 19 de enero de 2013

Fauces - Daniel Quintero

El maxilar de la calle insiste en roerme la angustia, 
no va…
que me da en el alma y contractura.
Y todo por la misma doctrina.