domingo, 9 de septiembre de 2012

Encendida - Mario César Lamique



Te observo encendida



limpia y borra
la aureola dejada por vaso en mesa
la huella que hace implosión en la arena
la hueca
sonora y acústica
sonrisa que como emblema y bastión se muestra.

Encendida arrojada
infringiendo luz
dentro de las oscuridades remotas que la tristeza
aporta ,simplemente para llamar la atención
para hacerse presente
para que nunca te olvides que ella está,
tan agazapada
tan atenta tan
encendida como vos.

“He emprendido una viaje,
he partido, en dos ,
escalando la muralla de
humo ...” - con voz anónima diste
a entender ,después
cortaste el teléfono .

No sabìas llorar pero,
Aprendiste rápido y
Lágrimas esporádicas huían de tu interior;
de
tus manos caían, autistas, pétalos que
deshojados querían mucho
querían poco
ya no me podian querer...

y
en
tu
boca
dormía , inquieta/encendida ,
la palabra que habría necesitado para terminar este poema …