viernes, 19 de febrero de 2010

lluvia - Héctor Ranea

la gota cae después de otra que cayó
en otra parte
forman la misma lluvia
diferentes gotas
aguas traídas de todos los mares
mezcladas en un rebote
en otro
en miles de rebotes

habría tal vez diferencias
entre el repiqueteo de avispas
o del agua
en el vidrio que me separa
del mundo

el vidrio el ataúd el hambre la muerte
que me dejaron
entre los lazos de la lluvia
que atan los golpes del agua
entre sí
entre cada gota
cuando moja a una hoja
que va a morir en el otoño
con otra gota
que marcará la fruta
que comeré mañana
que embarcaremos
para cruzar el mar
los mares
la lontananza de una ballena
de las gaviotas
que se mojan absurdas
con un agua que no les estaba destinada

¿
por qué llueve en el mar?

¿
por cuál corriente circulan las avispas
que se parecen a gotas de agua
cuando baten sobre mi vidrio
ajustándome el horario de salida?

secuencia

la vida
la muerte
el tormento de la pregunta


Tomado de: Secuencia (2010)

3 comentarios:

Javi dijo...

¿Por qué llueve en el mar, Héctor?
Yo tampoco lo sé, pero sí que en sus versos hay tristeza y muerte.
Quizá la lluvia me hizo recordar eso estos días...

Ogui dijo...

no lo sé... aún no encontré la respuesta. Por eso, cuando puedo, vuelvo al mar.

Javi dijo...

Tú vuelves. Yo no podría vivir sin él, a lo largo de mi vida nunca he estado más de un mes lejos del mar. A veces pienso que soy hijo del mar, más que de la tierra.
Por cierto, en su poema hay muerte pero también hay vida. Eso olvidé comentarlo.