jueves, 25 de febrero de 2010

El gato en Alemania 4 - Rubén della Sera

En medio del jardín
la valquiria lo embruja
quietud cálida de la siesta
sol de diciembre.
En la pretendida ceguera de la habitación
los padres de ella,
por sobre la complicidad de la tapia
vecinos curiosos.
Nada importa… o todo importa
cuando el gato se acuesta de espalda
cuando ella se sube a la cumbre
cuando el terremoto brama
cuando los arrestos estremecen.
La valquiria gime
planea, navega,
envuelta de aguijones rojos,
la cubre el agua salada
y suplica una pausa,
entre convulsiones,
presa,
engrillada,
a una pasión que no termina cuando acaba.

1 comentario:

ingrid dijo...

bellísimo.
Miguel, me pierdo con tantos blogs que tenés.
Pero la selección de éste me encanta.