martes, 31 de mayo de 2011

Mala Nena - Odeen Rocha

Pezones biónicos a prueba de dientes. Mala nena.
En la cumbre del cielo, nena. En tu cumbre junto al cielo.
Mis dientes hundidos, tu piel defensiva. Sabrosa.
Acomodado en tu sangre, olvidado entre tu cabellera.
Tu brazo sobre mí, yo sobre tu brazo. Todo en uno, mala nena.

Caminando con estilo, mala nena.
Piezas de metal, frías, brillantes. Toda tú.
Alunizaste sin permiso
Nadie quiere que te vayas, monstruo biónico.
Colmillos nocturnos, sonrisas de muerte.
Mala nena

Pezones biónicos que apuntan a los ojos
Que amenazan con ataque. Que prometen el ataque
En la cumbre de tu cielo. En el cielo hasta tu cumbre.
Mala nena.

Piel helada. Impenetrable.
No hay dientes que la rompan, que la quiebren.
Piel ardiente, piel de sangre. Todo eres. Todo quieres.
Mala nena.

Mala nena cuando quieres.
Mala nena cuando hieres.
¿Eres tú quien da la vida?
Tú serás quien la renueve.
Mala nena.

No hay ataque que te venza.
Tú disfrutas destruyendo.
Ojos amplios, boca llena.

Sin manera de enfrentarte.
Sólo queda disfrutarte.
Hola, nena.

2 comentarios:

Javier López dijo...

Ya te lo dije en FB, pero que quede constancia. El poema sorprende, el final fascina. Muy bueno.

Yo, Vakero dijo...

Gracias, Javier. Poemas que se escriben al vuelo en llamas.
:)
¡Abrazo enorme!

Odeen