martes, 30 de abril de 2013

Primavera Blues - Mauricio Absalón

Bardas altas
diez metros cuadrados y el pasto cortado, recién
se baten alas.
El gato se fue; de la hierba a la maceta,
de la maceta al tronco,
del tronco al borde,
del borde al mundo.
Borde de barda y baranda.
Dejó un ratón muerto en el simulacro de planicie y,
así de paso, le rompió el ala a un pájaro distraído.
Baten alas todos, van al mundo tras la barda y regresan al simulacro; menos él.
Alimento no le falta en el cuadrilátero encierro sin guantes: el cadáver de ratón pare larvas por cuencas y recovecos.
es la primavera la que obliga que agite el ala rota hacia el canto de las sirenas en ramas verdes y flores promesas. Imposible escapar del jardín-simulacro, imposible escapar al simulacro-deseo.
Mala sinapsis o una buena interpretación: el ave pisa al ratón, bate el ala buena y recarga el ala rota, ultraja en cantos las cuencas y recovecos: larvas en baño de polución matutina.
Entonces regresa el gato y en éxtasis del ave herida sobre el cadáver roedor, roído por larvas, rayado por garras, rompe otra ala, y el cuello, y el alma podrida del jardín del edén simulado.

Sobre el autor:
http://biosdelosblogsh.blogspot.com.ar/search/label/Mauricio%20Absalom