lunes, 25 de abril de 2011

Encuentro - Miguel Dorelo

Ella
No sabe quién es Prada,
Versace no le suena,
Jamás la ha conmovido
Un aroma con nombre y apellido
En envase artístico y exclusivo.

Ella
No sueña con cruceros
Altos como rascacielos
Deslizándose por aguas transparentes
Con sirvientes en cubierta.

Ella
No pretende
Devorar caminos en blancos convertibles,
Su larga cabellera al viento,
Acariciando tapizados de cuero auténtico.
Y después ir a la playa,
Sus ojos protegidos por Rayban o Gucci
Enfundada en un pareo cool
Que la hace más esbelta.

Ella
No comprende las bondades
De un desayuno mediterráneo
En hotel de cinco, seis o siete estrellas
Ni cenas con Chandon
Saldando cuentas con tarjetas de platino,
Con propinas adecuadas que resalten diferencias.

A
Ella,
Eso si,
Le encanta estar conmigo.


Extraído de La Lenta Agonía de Erato

6 comentarios:

María del Pilar dijo...

Hermoso. Te felicito, Miguel.

Salemo dijo...

Gracias, María. Un poco utópico y pretencioso de mi parte; una señora de estas características no es fácil de encontrar, pero en eso estoy...Que las hay, las hay.

El Titán dijo...

qué bueno...excelente...
y eso que esas minas ralean...

Salemo dijo...

Gracias, Esteban. Como hoy estoy bueno, las voy a justificar un poco a las que tienen alguna debilidad de ese tipo; un perfumito, alguna bijou está bien. Más no, eso ya es frivolidad. Bueno, para mi, claro.

Javi dijo...

No olvides invitarlas a desayunos mediterráneos Dorelo, aunque no sea en un hotel de 7 estrellas. Basta con una cafetería normal, café con leche y pan con aceite, una pizca del sal y puré de tomate. Es mi desayuno, una delicia.
Me gustó mucho el poema, ergo lo publiqué.
Saluti.

Salemo dijo...

En un media estrella, Javi. O en cualquier lado que sea,una de las cosas más lindas en este mundo es compartir con la persona adecuada, esa que hace que del lugar uno ni se de cuenta.
Tu receta la voy a probar y trataré de compartirla con la adecuada. Gracias por publicar, comentar y elogiar.