martes, 3 de diciembre de 2013

Al borde de un paisaje a salvo de pala y guadaña… - Carlos Barbarito


A Robert Frost

Al borde de un paisaje a salvo de pala y guadaña,
entre el pasto virgen, bajo
un ancho techo de hojas, su sombra;
en un tiempo libre de tiempo,
al que acudíamos vestidos como para una fiesta;
y, aunque teníamos un cuerpo,
no sabíamos de muerte, aunque
teníamos – imaginábamos un espíritu,
no anhelábamos  ningún cielo,
era nuestro ese breve espacio en medio de la Tierra,
allí alzábamos la mano
y arrancábamos, de cualquier rama,  el fruto.



El Autor: Carlos Barbarito