miércoles, 26 de junio de 2013

Pasional - Fernando Andrés Puga


Resignado a quererte
hasta el fastidio
pretendí que la muerte
fuera el alivio
que librara a su suerte
mis desatinos.
Sólo fue otro calvario
para mi enojo.
Nos resecó los labios
con sus abrojos
y tiró en el osario
nuestros despojos.


Sobre el autor: Fernando Puga