miércoles, 13 de junio de 2012

Un Zeus azul - Ana Caliyuri

Intento ver tu reflejo, la constelación que anida tu lengua. Intento girar hasta el infinito mi existencia. Ya desvanecida… renazco cual lumbre de tu cabellera. ¡Salud y brindis supremo! !Dejad que se evapore el dolor de todos los tiempos! Tú enséñame el olvido, desmantela el campanario de tristezas. Seamos el trueno benigno o una nube copiosa de ideas. Yo… tan solo porto conmigo la esencia de mis simplezas

1 comentario:

María de las Mercedes Guidobono de Martínez dijo...

qué intento tan puro, triste y dulce a la vez...