martes, 26 de marzo de 2013

la ciénaga partida - Héctor Ranea


una lengua
de volcanes adormentados
confundida con árboles minúsculos
en el hueco olvidado lame
sus olas de lacre verde
donde algunos beben
su séptima copa de lujuria
hasta que una espiral lenta
traiga de su morada
al extraño rostro
que viene a mirar al que llora sin destino
el ciego que escuchó la historia
la canta y repite los silencios
sin destreza
para reconstruir lo hablado
en memorias de poemas
de colores y de tactos
en la tierra de los pájaros secos
los truenos congelados
las lágrimas de cobre y lapislázuli
la ciénaga queda oculta
el cielo queda oculto
la luz queda oculta
en la división del día y la noche
entrampados en el barro volcánico
el rostro va a encontrarse
con el monstruo
ambos se mirarán
en sus propios espejos
verán lo que querrán ver
ambos lavarán el llanto
en la manta verde del olvido
.
El autor: Héctor Ranea

Este poema participa del proyecto: Más que mil palabras de La Tertulia de los Cuervos.