miércoles, 16 de marzo de 2011

doler - Eduardo Betas

Para N.R.

hay momentos en que la vida duele
sin pedir permiso
le pasa lista al cuerpo
como si fuera
una guardiacárcel
haciendo requisa
y si encuentra algo
fuera de lugar
un pecho desabrigado
un hígado sobrexigido
un cerebro sobrevendido
o una simple caries
la muy guacha enciende
las alarmas del dolor
y andá a hacerle entender
que uno por ahi
se distrajo viviendo
o bebiendo
o haciendo
de tripas corazón nomás
la ansiedad
que como cardo ruso
se agiganta a medida que avanza

hacerle entender, digo, a la vida
que no hace falta el dolor
que nos damos cuenta
sólo que algunas veces,
nada más que algunas veces
nuestra almita se asusta
porque se despierta
y está a oscuras
y no sabe que falta un segundo
un sólo segundo
para que amanezca

Extraído de: http://palabrar.com.ar/

3 comentarios:

El Titán dijo...

Muy bueno...así también veo yo las cosas...un abrazo...

Nanim dijo...

Si duele es porque se es sensible nomás...

chely dijo...

La vida duele , es verdad.
De otra manera, no sería vida.
Muy bueno-Felicitaciones Eduardo