viernes, 23 de abril de 2010

El político - Chelo Candia

Cuenta una leyenda que en su primer discurso
El señor Político ofreció
Su corazón al pueblo
El pueblo tenía tanto hambre que se lo comió
Por eso hoy el señor político habla sin corazón
Y no es su culpa
Es culpa del pueblo
(por tener hambre)



Con autorización del autor http://chelocandia.blogspot.com/

Especial escritores participantes de http://lasconversaciones.blogspot.com/

1 comentario:

encuentrocomentario dijo...

Ingeniosa manera de declarar la realidad.