lunes, 30 de abril de 2012

Ancud - Luciana Mellado


Levemente aire
lo amo todo:
esas voces que soplan
                               desde el agua
ese vuelo en que viajo
                               invisible
marca del amor
tus ojos hablan.

Levemente suelo
soy tu casa
pero tu casa adentro
                   de las alas
con la costa espumante
tejo el viento.


Tu amor también es un lugar
liviano.

Levemente suelta
y sin propósito
hecha el hueco de la piedra
quieta
mi corazón baila
feliz
mientras la lluvia.

Hoy el amor en tus ojos
sin nombre
es una isla grande
que atardece.

Maria doloris – Héctor Ranea


Me miro tras un torrente de transparencia acuática
en la que de mi boca parten sólo gestos
que no puedo comprender
(desde este otro lado)
.

Armado en verbos teñidos de verde,
apenas verde, estoy
tras
una opalescencia verde,
que sólo puede ser humedad
de musgos diluidos en el espejo en el que me miro,
mirándome.

Llevando esos gestos a la acción,
hinco mis uñas en el brazo que llevo
colgando a mi lado
y rasgo
una suerte de piel gelatinosa, que se deja llevar
como una espuma se deja arrastrar por la lluvia
y como en el hielo profundo, enorme, celeste y verdoso,
del mismo tono que el rostro que me mira,
que me arrastra,
el dolor
es un apenas cristal,
algo de hielo,
que surge de lo profundo del espejo,
de esa parte que no puede mirarme
porque la luz tarda demasiado en llegar.

Y todo duele,
desde la uña que arranca la piel
hasta la piel muerta arrastrada y duele
el agua que la purga, la maldice,
la tiñe del color que tienen las imágenes en los sueños
y duele el aire que circula
dibujando el color de las cosas que me miran.

Duele un viento olvidado en un ocaso,
duele la noche en que olvidé un árbol plantado en la nostalgia,
duelen recuerdos que no tienen quién los recuerde.

Es el dolor de una milésima de segundo en el aire.

Las plumas quebradas de un pájaro
hecho de vidrio de azúcar
que en silencio se acalla
como si en el mismo volcán que aparece
en el torbellino,
los muelles se quemaran sin chispas
sin llamas
sin sustancia.

Arden mis manos,
me arrancan la piel
con la que me cubro de la mirada verdosa
de ojos que habitan un espacio
que no puedo alcanzar,
donde las llamas de la boca surgen del color de un musgo
diluido en torrenciales lluvias de llanto callado.
Y el dolor habita en el contenido de las lágrimas.

En la crujía de un esqueleto
que se derrumba junto con la piel, la gelatina,
que abren las uñas que duelen y hacen doler. Allá,
en lo más oscuro de un sacrificio
que el ojo apenas alcanza a ver
en un desliz de la luz.

Al final, antes de florecer - Carlos Barbarito

Al final, antes de florecer,
de abrirse paso a través
de si, materia por pasión y acción ensanchada.
Hubo un punto de salida,
una breve sucesión de líneas
en el papel plegado,
un enanzar que acabó de golpe,
de un tajo. Y así,
la herida en el costado
y no el costado del desnudo
ofrecido y vasto
a los ojos. Pudo ser
-pienso- acodo en tallo vigoroso,
en tiesto, cruz de Jerusalén,
geranio; pudo ser
alambique del que extraer, al fuego,
destilación, espíritu;
pudo ser óptima.
No fue. No llegó a ser.
No hubo mediodía.
No hubo cristal de rueda giratoria,
ni cristal grabado,
ni cristal de turmalina;
ni coloide, ni agua de rubí
recogida en lienzo
por puro amor a la madrugada.

sábado, 14 de abril de 2012

Desde mí - Ada Inés Lerner

Me han dicho
que acalle mis trinos
que pliegue mis alas
tras cada vuelo
que arrulle el silencio
espuma del mar


en mis sueños vitales
encienda una vela
en falsos espejos dibuje
y cante en el viento


Ya está…
al silencio me llame
y rece en el cielo


Tomado del blog:
http://decuentosypoemas.blogspot.com.ar/

La autora: http://biosdelosblogsh.blogspot.com.ar/2011/08/ada-ines-lerner.html

Selección de haikus - Alejandro Domínguez

El silencio arde,

aún baila la tristeza,

las llamas cantan.




Lluvia sincera,

vuelve lúgubre noche.

Muere la risa.




Corre la roca.

La nube mira triste,

grita silencio.




El loco baila

cuando el cerezo duerme.

Nadie lo espera.




Hoja densa oye

gritos mudos de agua.

El viento calla.




Hielo de fuego,

dulce azucena de humo

no vuelvas más.




Recuerdos de aire,

el dolor no desprende

lágrimas blancas.




Luna roja era

bajo el río pálido,

las aguas ríen.




Llegó la hora.

Pongan mucha atención.

Todo va a acabar.




Huye la calma,

violenta armonía.

Solo recuerda.




Sueño de ajenjo

vela el fuego nocturno

de ojos vacíos.




Vil soledad

oculta visión negra

de un alma muerta.




La única vía:

caer en el abismo

y no volver.

Instrucciones para morir en cámara – Guillermo Vidal

Correr en tropel hacia el propio abismo,

cabalgar a la muerte en carroza de lujo,

vociferar y a los empellones

que nos dejen pasar.


Lanzarnos a la destrucción

como a los brazos de una musa,

revisando la estética y el encuadre,

dando a la paleta de colores

y a las luces el privilegio de

inmortalizarnos.


En un trago gastarnos

y en el siguiente desfallecientes,

con los ojos abiertos,

sin perder detalle,

sin tiempo para saludar.


Dar el último suspiro

mirando a la cámara.

Nadie debe morir entre bambalinas.


El autor: http://biosdelosblogsh.blogspot.com.ar/2010/11/guillermo-vidal.html

miércoles, 11 de abril de 2012

Ruinas - María Mercedes Schiavelli

Tiempo que guardo
picnic de desconocidos
el vino
que la garganta reconoce,
la comida
que renace entre hormigas
que saben
de qué va todo esto.

El infierno son los otros – Esteban Moscarda

El infierno son los otros.
Uno es solo un limbo,
Sumergido en sopor pesado,
Una balsa a la deriva
En el Estigia.
El infierno son los otros.
El cielo no es la gente,
No es la vida, no son los recuerdos.
El cielo son los que ya no están,
Los que se fueron al vacío,
Etiquetado como paraíso.
El infierno son los otros.

Ballard – Guillermo Vidal

Era un naufrago sin estrellas guias,
sin mar que lo acunara,
sin una posible costa en alguna parte,
esperándolo, aunque fuera un espejismo.
Bajo los pies tampoco lo sostenía la arena
quemándole las plantas.
Bajo los pies solo el roció del espacio,
el aire escaso opacando el visor
de la escafandra que lo ahoga
y un último vals circunvalando el vacio,
a lo Kubrick, mientras se aleja de la estación.
¿Por qué no aspirar de un sorbo la muerte
en vez de esperar el zarpazo?,
mientras alucina que pinta
sobre una roca estéril
un mundo de mares.

domingo, 8 de abril de 2012

El Warner – Aldo Luis Novelli


-¿Otra mudanza, mamá?
qué bueno, ¿nos vamos a una casa para nosotros, mamá?
¿vamos a tener un patio para jugar a la pelota?
¿y voy hacer goles como el Diego
y me puedo pintar el pelo de amarillo, mamá?
¿y vamos a tener dos piezas, mamá?
Sí, mamá, decime que sí...
-Si, es otra mudanza, Juancito,
nos vamos a vivir debajo de un puente,
te va a gustar ver pasar los autos,
ahora ayudame a juntar los nylon Juancito
antes que vengan los hombres del gobierno.
Afuera el altavoz gritaba:
"último aviso, apúrense a salir,
en cinco minutos desaparecerá todo".

Del libro “Fábulas de un Tiempo Absurdo" sección "Los sueños de Juancito"

Sin título - Maritza Kusanovic


Escribir escribir escribir
Escribir es cosa inútil
no levanta el cadáver del pozo
no calla la fosa común sobre el muerto
no arrebata al lobo la luna
no te saca la cabeza del agua
no hace espacio ni te suelta
Es inútil escribir en el margen se muere
Es inútil escribir abismo en el margen No avance!!!
Es inútil escribir en el margen hay vida
Algo pesa en los extremos
algo nos carga la letra Alguien
nos come las entrañas de noche
y a la mañana nos crecen de nuevo
más hambre y menos hombre
Es inútil escribir sujeto en los márgenes
En los márgenes se nos caen los cuerpos
El sujeto se desprende de mi mano
Mi mano es el margen/de la fosa/del cadáver
Mi mano cae dentro de mi mano
y se diría que estamos bien
si no fuera porque escribir es inútil
entre los orilleros los invisibles
desaparecidos de este instante
instante en que me sepulta esta mano

Sé que mi casa queda cerca - Silvia Gómez


Aquí me encuentro
en medio de estas raíces profundas
que trepan al cielo.
Mudándome cada noche hacia esta casa,
(que me resguarda)
entre el aliento fresco de las guerreras
Para fundirme
 entre sus insondables y  humanas
voces.
Que anuncian
el regreso al fin
de las expulsadas del paraíso.

viernes, 6 de abril de 2012

Animales vencidos – Héctor Ranea

Animales vencidos
cuervos estupefactos
murciélagos convertidos en pantallas de lámparas oscurecidas por el tiempo
gaznates de monos aplacados con ron y vinos especiados
una cola de gnu usada en el malacate de un ricachón empedernido
en cazar un león, un elefante, un quirquincho aunque más no fuera
la mandíbula azafranada de una morsa intraducible
el esqueleto blanqueado sin remedio de una ballena negra cuando vivía
el silencio pensativo de una leona esperando la comida que no llega
un perro deshauciado que olfatea comida donde todos encontraron basura
animales anulados
animales vencidos

el volcán explota lanzando su ceniza hasta el borde de la Luna
en la voz que desarrolla la deflagración
un chillido de carancho
una masticación rápida de mara
el abriboca que está al acecho de moscas
mosquitos coleópteros brillantes y opacos
pero el misterio no yace ni ahí
ni en los volcanes recién entrados en reposo
ni siquiera en los llanos repletos de basura
esqueletos llamas escondidas humo seguro
de plomo de estaño de selenio sin primavera
comida en los animales vendidos
los animales vencidos

animales vencidos
ostras olvidadas
la naturaleza tan muerta como un cuadro de van Aelst
con limones enfermos
caracoles muertos
jarrones exangües
paños de vírgenes
cuerpos de torturados
cuernos de ciervos
caparazones sin tortugas
esqueletos de hormigas
millones de animales vencidos
cucarachas leyendo la comida abandonada
animales benditos
animales vencidos

animales vencidos
gritando en bosques virtuales
en plazas vacías
en caparazones ajenas
en círculos de tiza de polvo de rinoceronte pagado
descornado brutal operación de matar

animales muertos vencidos
horóscopos comprados
casualidades impensables
caminos de hojas a punto de ser fuego
a punto de comer carroña envenenada
ciertos de meterse en los parques
para ser enviados de inmediato a la picadora
que la carne de la que ellos alimentaban a sus crías
ahora no alimenta a nadie
animales sin alimento
animales vencidos

todo el almanaque desparramado en la luz
de un faro encendido para atraer insectos
enfrascarlos
y así matarlos después de partirles sus alas con grafito

un camino de luz de Luna falsa
que atraiga camarones y delfines
ballenas e hipopótamos
que se caigan de la ilustración
y mueran

animales vencidos
jamás recuperados ni en vida ni en la muerte
todos encerrados en un contenedor de desperdicios
sus plumas desparramadas en los solados
sin colores distintivos
tanto da pluma de ganso como pluma de guanaco
los que los matan no saben nada de animales vencidos
no leen sus entomologías
sólo saben sumar restar y dividir
para encontrar la ecuación de su renta
mientras los animales mueren de sed
de venenos del aire y de la ingente masa
de basura que deben intoxicar ríos también

entre todos los animales vencidos
estamos vos y yo
nosotros

encerrados en músicas sin argumentos
alas de mariposas fraudulentas
ciclistas de una ruta luminosa
que llevan al oscuro lugar donde todas las muertes se registran
se anotan
se controlan

y en el inmenso precipicio en el que caen
los animales caen los poetas
las aguas misteriosas de luces imposibles
el agua del miedo
del olvido
del dolor que acostumbra
de la sangre que se pudre en vida
del animal que llevo dentro
que también está vencido
oscuro por la luz interior que ya no brilla
desperdicio detrito miasma cementerio
de ojos que han mirado cosas muertas
personas que van a morir
gritos de auxilio de mujeres que se ahogan
de ciervos arrollados por trenes malolientes
un cúmulo de cuernos de carnero vacíos de vino
barriles de pezuñas donde debió correr la cerveza
el huevo de la calandria escondido en el periódico

siniestros animales con los ojos muertos
ojos de vidrio porcelana gutapercha lapislázuli
que el eximio taxidermista deja como elección al cazador
pero no al cazado
al animal vencido
altos cuellos de gigantes que proyectan la sombra
donde todos tenemos sólo dolor
de parto
de circunstancias
de entierro
sepelio cremación humo venganza sacrificio

en todo el escenario aparece la mariposa
se acerca a la vela con grasa de ballena
aletea suavemente sin tocar la llama
en un momento parece que se va a ir
al siguiente que se zambulle
todos contenemos la respiración

animales vencidos
animales que vencieron
las alas de la mariposa nos soliviantan una respiración frustrada
cuando en una ingición súbita
la llama toma las alas y la mariposa parte a quemar otro bosque mientras pueda.



El animal nos vence
en el recodo de un camino que es cerrado
el animal nos ha vencido.

bretón, andre, 19/2 - Fernando Rosales

el sueño simboliza en una mente de hielo y carbón
el fuego quema el cuero del cordero y de la oveja
el unicornio cae sobrevolando universos de desdicha y polos opuestos
las letras se mojan con clavos de camas de fakir
de sociedades con féminas al pañuelo impuesto a la cara
sospechadas que conspiran contra el material
de vanidad de sus precios ofertas saladas espigas
contra flores que dejó con ramos de ojos ciegos
que siempre no lo fueron
no estamos solos
no estamos solitos
tenemos muchos amigos
y estamos respirando el árbol
a los árboles, a las estrellas a los caballos en los bañados
recuerdos de bosques de glaciares y épocas de glaciaciones
volveremos sin ser engañados, vienen sepan que las ranas vienen
con sus lenguas de caracol y sus antenas de avispa

la verdad, fuera del cuerno del amor de pescar canción y compartir
nos mimetizamos con gente de colores, negros fluís
que se encuentran bajo lluvias obsesivas
y sonidos de hormigas que oyen con antenas
lo mismo bella chao bella chao


relajamos los hombros prende boby tuca marley
terrazas (con hush y maíz de señora sonámbula y quiero seguir estando para actuar en la vida)
me cansé, yo bretón, de la burla al diferente
somos uno, uno somos,
todos somos diferentes
y raros
y enfermos
y llueve y viva Nicaragua y México
y viva mi gol yo (ya sabrán de mí identidad)
salvando al mejor equipo “team dream” después de veinticinco partidos invictos
defendiendo al arco local con chilena de espaldas todos aplaudiendo
mi chilena en el poli (vieja cancha de platense calamar aguante)
mandando la bocha afuera salvando el último partido
empatado y ganando veinticinco partidos
(digo esto para que sepan que a Bretón le gusta el deporte)
la justicia y el cariño de la escuela de deportes
y escuela de gloria sangre sabia la que hace historia
fútbol 5 y hermano yo bretón (no lo soy)
sangré contigo
estrellas miles con sus nombres ignorados
Girondo
Pizarnik
Cortázar
Y tal vez el Werther por las imagenes
nombres negros de estrellas negras de poesías que relatan aristotélicamente
la retórica de las flores dentro de un cuarto solitario
lleno
de pajas
y de cielos
olvidados
de despensas inflamadas de saber que hasta donde sabemos
nos hacen el bien
más allá de la camiseta.

por mandatos obligatorios
de pases gratis o fiados o mesas repletas de cosas sin manteles o comidas sin manteles
y trenes con puertas abiertas prohibidas
y furgones
atisbados sin movernos
y fumando y hablando haciendo el lugar con juestras camisas
sin sombrero
(antes si)
Pero el ropero se fue quedando con perchas vacías sin colgar más
Que la decepción de viajar con un bolso común ligero que conforta
La calidez de una mujer que aguanta mirar las minitas
En navidad dentro de un comercio gigante
Que si fuera para todos igual el paisaje
Sería no vergonzoso entrar y estar ahí
Creemos en la tierra, Jesús creyó en ella
En ella caminó
Y somos tierra de ahí
Venimos

(lo dice Bretón lo digo yo… ya sabrán)
detenidas fumando cavidades hasta el polvo
de un furgón que va atisbado de chivos con desodorantes (vos sabes)
con chips (vos sabes)
con hilos (vos sabes el dolor)

no hay mucho más que decir fuera de Bretón

solo corría el tiempo
el pino del oeste cerraba y abría nidos
miraba el césped ilusionado en volver
a llamar a la ciudad
a la bailarina de asombrosas notas de saxo de gaviota en el conurbano intacto
que rodaba en la tierra rodaba sangre entre la marihuana
las pastas
los médicos locos
los furgones
las pelotas
se acerca la luna a un lugar de presión en la atmósfera
no sabemos
es brutal si entender
querer
amar
besar
engaños
de quien?
De un sentir de de quien?
De un género?
Persona?
Con su historia?
Hay gente que si
Es así, siente se entrega, solo hay que confiar hoy en la necesidad de necesitar sentir una percepción.
de una?
de muchos?
esta noche es nuestra luz, ilusión realidad de ser lo que somos.

somos fulminantes al hablar
al impartir el verbo
al decir
sin parábolas el verbo
el gheto
el desaire
del desánimo
el tumor el karma sociopolítico
de la corrupción.

clave es el tiempo que estamos siendo
Bretón habla en su palabra
exige poesía
exige liberación
y quiere cultura, expresión liberada
hay un vecino que se despierta
con mi humo
(es mi mujer antigua, llueve, no me importa, no lo mató)
al mundo rodando sobre cerillos de alegres
formas de bocas
hacía arriba
y coherentes
que no aburran
la noche ni el día
tengo tiene que tener
un fin.
esto es

espíritus libres
mentes receptivas
y energías positivas.
Bretón sueña su sueño
en el alza de la soberanía sin fronteras
entre bombas de tabaco éramos hermanos
nunca se murió
le cantamos a la patría
al ser soberanos del ser
sin fronteras, nos siguen como sombras nos murmura la muerte
no importa
niños mendigos
cambiemos la impronta
la corriente
la solidaridad
el sello
del mono
que piensa
nadie esta exento de ser quien es
somos lo mismo
pensamos intransigentes
peleamos con mandatos impuestos
generacionales
nos cuidamos
nos queremos
pero nos cuesta esconder el te quiero
el decir que estamos en un país libre
animo!!!
y no estamos solos
no estamos solos
laralay

delatamos la realidad
lo relato
la ilegalidad
con el corazón en las manos
la lengua en la piel
me quiero querer
nos queremos
queremos estar bien
cargarnos encima los niños
y guíen los sabios rescaten de las sombras el perdón
del viejo espejo roto
y la puerta del abre sésamo
la lástima en veinte pedazos
se parte el corazón
y te aguanto, de noche y de día
aunque sea aguante desde palabras prolijas
descontrolados no!
aguantamos al sabio de la colina
el más loco y enfermo solitario
anacoreta de la verdad
y le hacemos el aguante
por que somos un poco el
sube la fiebre
nos golpea el plexo prende el fuego y los huevos
y creemos que unidos somos
y creemos que no debemos arruinarnos porque nos importamos a nosotros
cinco diez multiplicando
por mil (y Bretón amó y ahora ama a algo que deja de ser para ser Natural)
hormigas que se entregan a la labor
no el deber
la labor
de abrir
e impartir la memoria
de ser espíritus libres
sin instituciones
ni concepciones históricas con nosotros
de puertas
de engendros y mosquitos con manzanas con serpientes que nos lavaron el corazón
el poder más inmundo lo tiene el sufrimiento
de no llegar a volver al vientre entre las vías de mamá
al vientre pregunto que hago por acá?

el surrealista no sufre se hace que hace que hizo el horror
y dan ganas de escuchar el que habla al que le importe el amor
y habla bla bla
y no legaba a la casita de mis viejos que hago acá?
Vamos o no llegamos?
y se encadena
pero no va más allá del bla
la copa es hacer con palabras y saber que comprar tiene un costo que valora
el espíritu pobre de pájaro negro que resucita del sueño (ya sabrás quien soy)
que habla y levanta el alma con su vuelo
la estrella negra de la poesía
la estrella negra que enmudece cuando el poder no quiere que hable
por eso
negra negra de luto.

este sueño anduvo por:

el furgón del Sarmiento con fantasmas y afiladores,
con maceteros y Guevara con mp3
borrachos y amigos hermanos soldados
llevando chamullos y viandas
a presos que le ponen el corazón a la libertad
salado

este sueño anduvo por el barrio Rivadavia 1
liberando a un persecuta pasado de merca dentro de un baño
y llegó a su departamento encerrado en un camino mismo
de entrada y de salida de súper hijitus

lleno de crotos y nadie lo baldeó
(la calle de tierra)
de entrada y de salida la misma)
le puso el corazón
le salió
sin bañarse se banyo la explosión
se banco a los rengos tiroteados
se banco los borrachos insultados
este sueño el espíritu ante doberman grojeados de espumas
se hizo cargo por no odio solo por un poco de… (este es Bretón)
(iluminando al panza)…. Fue parte de mi vida, ( amo la lingüística), y el yoga)
que con voces calladas de hambre hablan
estimando el hambre que se infla de angustia
y necesita
de hablar por nosotros

vale más el ladrón de bancos que el fundador

(bertol bretcht)

represión cerró el orto del Nono

el orto hacerte cargo que tu mina te ponga el dedo
y que te guste
hacerte macho
te prueba
¿quien no?
cáete cargo del dedo abrí la boca después


el poeta no miente, ven la verdad
quieren gobernar
zen platón
y hoy
la amazonía
de labradores
de la selva con corrientes y 9 de julio
que imponen su graso
de pizza a la guerrin

somos todo
somos nada
somos lo que somos
pero debemos bajo el ser
seguir respirando

el surrealista y el anarquista
no son ideologías
son formas de organizar el tiempo
en nuestras tierras
el pedo se va a la manzana que se pudra
literatura
fotografía
pintura
música
poesía

el ekeko respira tabaco
se agacha en pelotas
se arrodilla ante el discípulo
de la entrada de las grafías de millonadas
de verdes árboles que rompen
con patas de personas
que se llenan el estomago con plata de mate cocido
copa hilos
de porcentajes
de cero al cero al cero
de amores de adioses que son adioses de Dios
sin habilitar lo posibilidad
que se imparten en sus ojos
y se van todos a la pùta madre que los parió
y a la concha de su madre



la educación es la cultura
el arte es lo que ves
y la ciencia es algo que no sé…
discutan estetas de la voz
de lo que debe ser..

y después Kant
con su deber ser

y una vos fémina
te abre tanto la bocha que boquita mete goles
y gritamos fútbol fútbol
mientras di capi di tutti mafia
va cantando con los guantes del momo
ante la gente
que festeja el carnaval de la alegría
mientras la comparsa con sus bombos
sus minitas de polleras cortitas calentando al chino tuerto
los trabas a la cola
y el mandamás llevando los ritmos,
mientras los plásticos sobrepasan la espuma de momo

el diablo del carnaval aguanta y hace burlar la soberana
clama impuesta por los bondis
de la sociedad
que se ata a las manos una pulsera de agujas que no cierra ni abre
solamente apura el desatino del no llegar a tiempo
y se sirve en el café
jugo de tomate frío

el calor de la gente que se anima a mirarse en el espejo
se toma en serio las cosas
se enamoran
fifan a lo loco
y se vuelven su soledad
siempre somos uno
que vamos por más
siendo más que uno.

en las metros se subterráneas los trenes apretujadas tragedias llegando a cumplir órdenes
de nenas rubias gordas vestidas a la moda de la abuela
y que se calzaban portaligas de cuadrille de enamorarse y sacarles la caquita de adentro

bretón
es bretón
y el sueño
es el sueño
de un mundo feliz
sin Huxley.

portémoslos
como la mente dirija la ley y la trampa
la trampa narrará
la trampa narca
del ford
y se vacían confiando en pescados babosos locos
y a él
le cedo el puesto
por que
artaud tuvo un hijo
un hijo
y escucha cumbia...
posta.

puente pacifico
soberano y serio neurótico estallido
de ojos rasos gentiles
bárbaros
duros
impartiendo su propia
venganza a lo blumberg
y a lo feinman el malo
contra el futuro
nuestros estudiantes
filósofos
científicos
locos
artistas
actúen!
es una orden!
actúen de ustedes mismos
sean payasos
sean dramáticos
sean observadores.

Bretón en su paraíso dibujado
está orgulloso
de ver sus respuestas,
se siente felizmente muerto
y hoy en su día
renace
su heterónimo
como un ave fénix
que lucha
contra un sistema
de represión
que mata y mató
por la espalda
a los pibes que no tienen nombre
y con la voz ronca
de 30.000
desaparecidos
(no están ni vivos ni muertos)
hijo de puta para que naciste aborto de la naturaleza

te van a romper el orto y a coger los que en devoto valoran la vida y la libertad con la barra de la Madrid

pero bueno,
esta generosidad
es impuesta por una bronca
que sale del corazón
cantos generosos de un poeta
que regala sin cobrar un peso a estos yanquis que leen
estas cosas
que no entienden
porque son yanquis y saben que tenemos la papa

animarse
no calles la voz
no calles la calle te calla
la esquina te saca
la basura de la faso de meado
te saca el espíritu de la flor
o te crees que no sabemos que la flor prende
en primaveras permanentes
Bretón no fuma
pero no es pastor
y es loco
y es todo lo que la sociedad no quiere imaginar
por el miedo a verse a sí misma reflejada.

Sin título - Anna Rossell Ibern

Sin título - Anna Rossell Ibern
Fecunda la paraula per l’esquerda,
per la ferida oberta el fèrtil buit,
humit i ombrívol, acollirà la llavor molt més preciosa
dels sentits.

Deixa lliscar els sentits per les escletxes, i detura’t
quan l’oïda escolti el silenci,
esdevingut paraula.


*
*
-Anna Rossell (Español)

Fecunda la palabra por la grieta,
por la herida abierta el fértil vacío,
húmedo y sombrío, acogerá la semilla mucho más preciosa
de los sentidos.

Que los sentidos fluyan por la hendidura, y detente
cuando el oído escuche el silencio,
devenido palabra.

el ciclista - Jorge Spíndola

la ruta extiende su cuerpo
debajo de la noche
brillan sus bordes con hielo

autos pasan veloces dejando miedo
en el pecho del ciclista

camiones pasan como tropa de caballos
pisoteando el silencio de la pampa
pasan con sus luces de cabaret en fuga
inmensas moles cubiertas con lonas naranjas
a veces verdes
pasan con un golpe de viento en las espaldas

los camiones llevan su carga sobre el lomo
y luego la vomitan en ciudades
en mercados donde gentes se amontonan
delante de la góndola

los camiones en manada llevan los fetiches
de esas catedrales

el ciclista sigue solo y asustado
pedaleando al borde de la ruta
la luna tiene un círculo de agua

a lo lejos se ve la ciudad flotante
es decir se ven sus luces
se ve una atmósfera iluminada
se ve el aura de su cuerpo
flotando en el medio del camino

el viento azota los ojos del ciclista
y la ciudad se desdibuja
estalla en fragmentos
luces partidas
restos de luz le golpean en la cara

las ciudades flotantes son llevadas por el viento
vale decir conjuntos urbanos
son llevados y traídos por el viento/
son las ciudades intangibles que se acercan
y se alejan

el ciclista se ha detenido
a un costado del camino
está jadeante y tumba el cuerpo
sobre el campo

ahora sólo se oye el girar de una rueda
de la bici que yace de costado
es grato el sonido del piñón
en el centro del silencio

los rayos de la rueda atrapan en su giro
un breve huracán de luz
un espejo giratorio
devorándose fragmentos de la luna

el ciclista comprende que ese espejo es un instante
de ese otro espejo rodeado por el círculo de agua

con los ojos cerrados
escucha pasar camiones en la ruta

las ciudades flotantes quedan lejos todavía

miércoles, 4 de abril de 2012

Soledad adusta- Alberto de Jesús Goicouria

Soledad adusta,
silencio,
sombra que vaga recordando,
teniendo en mente solo
el dulce recuerdo
que suscitan las miradas.

Cómodo es sonreír
a la dicha que
nace de tu fulgor,
vena nocturna,
al amanecer gritare tu nombre
seas quien seas
para que de esta ausencia solo sea
culpable el espacio
y tu no existencia pase a ser
tan solo
una simple excusa.

El vagabundo- Esteban Moscarda

Un hombre hecho de soledad
En sus venas whisky malbec.
La calle es una caja de cartón,
Una sala con muebles de sangre,
Vías de un tren que lo atropella
Todo el tiempo.
El horizonte es de los otros,
De los bosques inalcanzables,
Del mar que lo niega.
¿Morir?
Es un lujo que su carne
Todavía no puede comprar.

Vigilia- Antonio J. Cruz

Transitar
la hondura de la noche
querer atrapar
esa luna desvestida
que la habita
y comprender
que todo es imposible.

Mi noche es solamente
desamparo
y en esa larga vigilia
cabe toda negación
y muere todo sueño.